Facturando: Soluciones sin costo

Comúnmente utilizamos este espacio para tratar temas relacionados con la factura electrónica, ya sean noticias, la liberación de una versión o dar a conocer un nuevo producto, hoy queremos darle un enfoque diferente al hablar del aspecto comercial de los productos que hasta la fecha se han distribuido sin costo alguno, por lo que te invitamos a leer todo el post.

Algo de historia
Justamente es por donde queremos empezar, al recordar cómo la necesidad de algunos usuarios dio origen a una serie de productos que son los protagonistas de este post.

Todo inicio hace más de 3 años, cuando algunos usuarios, desarrolladores principalmente, comenzaron a preguntar por una solución para validar sus comprobantes, nuestra respuesta inicial fue que hicieran uso de Electronic Document Library, ya que ésta incluye un método (LoadFrom) que permite leer el XML y saber si es válido, y aunque inicialmente satisfacía la necesidad de los clientes, pronto descubriríamos que se quedaría corto porque presentaba algunos inconvenientes:

  • Las validaciones que hacía eran básicas.
  • Solo reportaba un error al tiempo.

Viendo esto y ante la insistencia de algunos clientes de tener una solución mucho más robusta, lo primero que se nos ocurrió fue buscar una empresa que ofreciera dicha solución y que pudiéramos recomendar, pero nos llevamos una gran sorpresa, ya que, aunque existían varias opciones, muchas de las soluciones solamente hacían lo básico y dejaban muchos aspectos del XML sin revisar, por lo que, tomamos la decisión de crear un producto que:

  1. Ofreciera una validación mucho más completa y robusta.
  2. Revisara todos los aspectos del XML.
  3. Reportara cualquier detalle del comprobante (errores, advertencias y sugerencias)
  4. Fácil de implementar

Así fue como nació Electrónic Document Validator (EDV), nuestra librería para validar CFDI y la contabilidad electrónica.

Cuando iniciamos el proceso de diseño de la misma, rápidamente descubrimos que no podíamos utilizar el enfoque tradicional que usaban otras herramientas, por lo que decimos tomar otro camino, esto es, crear una solución que leyera nodo por nodo y atributo por atributo y aplicara reglas específicas para cada uno, y cuando decimos especificas nos referimos no solamente a las que dice el XSD, sino también, a las reglas que nosotros habíamos aprendido durante el tiempo que hemos trabajando con la factura electrónica, esto es, convertir todo el conocimiento que teníamos en reglas; al inicio el desarrollo fue bastante pesado y nos llevó mucho más tiempo del que habíamos planeado, pero valió la pena, ya que nos permitió cumplir con los 4 objetivos planteados y ofrecer algo realmente diferente a lo que ya existía en el mercado.

Durante el proceso de desarrollo de EDV, comenzamos a recibir peticiones sobre un producto para validar facturas, pero en este caso, eran usuarios finales quienes lo requerían, por lo que la librería no les iba a servir, entonces decidimos crearles un producto que les permitiera usarla, así fue como nació el Validador CFDI.
Desde el inicio decidimos darle un enfoque diferente a lo que ya había en el mercado, quisimos crear un producto que:

  • Fuera fácil de usar
  • Rápidamente supieras si el CFDI tiene un error.
  • Pudieras explotar la información que trae el CFDI.

El diseño del validador fue mucho más complicado que el de EDV, el segundo objetivo fue el que más se nos complicó, ¿cómo mostrarle al usuario que existe un problema con el XML, de forma sencilla y que lo pudiera percibir con una sola mira, siendo la validación del CFDI algo tan complejo?

Se invirtieron muchas horas de trabajo, se crearon muchas propuestas, fueron muchas horas de discusión hasta que finalmente llegamos a una interfaz como la que tiene el sistema: limpia, fácil de entender y muy práctica.

Decidimos desarrollar los dos productos al tiempo y eso trajo una serie de dificultades, dificultades que asumimos como un reto y que finalmente nos permitió crecer como empresa.

Una vez listos los productos, y después de cientos de horas de trabajo, decidimos liberarlos (EDV y Validador) a los usuarios como versiones BETA, sin costo y con una fecha de vencimiento, esto por tres motivos:

  • Aunque la solución era estable, aún faltaban muchas cosas por agregar.
  • Queríamos dejar que las personas los usaran e irlo nutriendo con la experiencia que ellos dieran.
  • Por política interna, no podemos cobrar por un producto que aún no esté terminado.

Fue un acierto hacer esto, ya que todos salimos ganando, por un lado, los usuarios han tenido una herramienta confiable y robusta con que trabajar y nosotros hemos recibido retroalimentación que nos ha permitido mejorar los productos, dos ejemplos de esto son:

  • El reporte de conceptos, que fue solicitado por un contador y el cual ha sido de gran utilidad para muchos usuarios.
  • La validación de los archivos de la contabilidad electrónica.

Como nota adicional, desde la primera versión hasta el día de hoy, se han liberado más de 30 versiones y hemos pasado de un estado ALFA a RELEASE CANDIDATE.

La historia de Electronic Document Download (EDD) es muy similar y está asociada al Validador CFDI, nace como una respuesta a los requerimientos de los usuarios del sistema e inicialmente no era una librería, sino que era parte integral del Validador, vimos que le era útil a usuarios finales pero no existía nada en el mercado para los desarrolladores, así que nos dimos a la tarea de crear un producto que le permitiera a cualquier desarrollador de software ofrecer a sus usuarios esta misma funcionalidad: Descargar automáticamente los XML del SAT.

Una vez desarrollado EDD, decidimos liberarlo como version BETA, sin costo y con una fecha de vencimiento, por los mismo tres motivos que lo hicimos con EDV y el Validador CFDI.

  • Aún faltaban cosas por agregar.
  • Queríamos dejar que cualquier persona lo usara.
  • Por política interna, no podemos cobrar por un producto que aún no esté terminado.

El resto de los productos (EDP, EDA, etc.) tienen una historia muy similar, se crean para satisfacer la necesidad de los usuarios y se liberan sin costo para que las personas cuenten con herramientas para hacer su trabajo y nosotros poder mejorarlos, como dijimos, es un ganar-ganar.

¿Qué ha pasado en estos 3 años?
Como comentábamos al principio, han pasado casi 3 años desde que dimos inicio a esta travesía y durante todo este tiempo siempre hemos trabajado para hacerlos más robustos, agregándoles nuevas características y también aplicando una que otra corrección.

Durante este periodo hemos vivido todo tipo de experiencias, unas muy buenas, como cuando nos contactó una empresa de software muy importante de México para preguntarnos acerca de EDV y de paso felicitarnos por el excelente trabajo realizado, o cuando nos enteramos de que empresas muy grandes hacen uso de alguna de nuestras soluciones, o cuando nos contactan los usuarios para felicitarnos por el Validador, por ejemplo.

También hemos tenido momentos bastante molestos, como cuando descubrimos que existen personas vendiendo el producto, ofreciendo actualizaciones de por vida; como olvidar el caso de un contador que vendía el validador en $ 2,500 y nos contactó para que sus clientes  no tuvieran problema cuando se venciera el sistema y a cambio nos ofrecía $ 250 por cada licencia; o como cuando descubrimos que un desarrollador ha vendido un proyecto para descargar los XML usando la librería y luego llamaba la empresa o los usuarios de la misma a pedir soporte sobre la misma.

Como todo en la vida siempre hay gente suspicaz, como aquellos que pensaban que era sin costo por que nos estábamos apropiando de la información, o los que creían que el proyecto se iba a morir porque no cobrábamos; al parecer estos dos tipos de personas nunca leyeron lo que publicamos en nuestro sitio acerca del costo o si lo leyeron, no les quedó claro que los productos no tenían costo, no tenían restricciones, se podían usar libremente porque no eran versiones finales, además de que tenían fechas de vencimiento.

Una nueva etapa
Creemos que cada uno de estos productos ha alcanzado un nivel de maduración suficiente para liberarlos como versiones finales (RTM), por lo que hemos decidido que la siguiente liberación será como versión comercial, esto es, tendrán costo.

Sabemos que esto genera muchas interrogantes: ¿cuál es su precio?, ¿cuáles son las condiciones comerciales?, ¿existirá alguna versión gratis con menos funcionalidad?, etc.

Ya se tiene la propuesta comercial y se le están dando los últimos retoques, se tiene planeado para el viernes 25 de agosto tenerla lista; si deseas conocer más al respecto, ponte en contacto con nosotros a partir de ese día y con gusto te estaremos respondiendo.

Lo que si podemos adelantarle es que:

  • Para las empresas que sean clientes de timbrado tendrán precios y beneficios especiales, llegando en algunos casos a poder hacer uso del producto sin costo alguno.
  • Por el momento no se tienen planeadas versiones gratuitas.

¿Qué sigue?
Seguramente te preguntaras qué sigue, ahora que es necesario pagar para poder hacer uso de los diferentes productos, y queremos compartir contigo que no nos detenemos aquí, todo lo contrario, tenemos grandes planes para cada uno de ellos, ya se tienen planeadas mejoras, nuevas funcionalidades, más características que se estarán liberando antes de que finalice el año.

No solamente es eso, sino también estamos desarrollando nuevos productos y nuevas librerías que muy pronto daremos a conocer y que estamos seguros les serán de gran utilidad.

Agradecimientos
Antes de despedirnos, queremos aprovechar esta oportunidad para agradecer a todas aquellas personas o empresas que nos han acompañado durante todo este tiempo, que han creído en nosotros y en lo que hacemos, así como también a aquellos que nos han compartido sus inquietudes o nos han reportado algún error.

Hasta la próxima.

Los comentarios están cerrados.